El sexo ¿vende?

el sexo vende en la publicidad

Pregunta: ¿El sexo vende?

Respuesta: Sí, el sexo sí vende, pero solo vende sexo.

El sexo es una actividad biológica preponderante, por lo que una vez que a un individuo se le presenta material publicitario con contenido sexual explícito, la mente deja de prestar atención al resto del mensaje y se concentra únicamente en el elemento sexual, toda vez que, dependiendo de la intensidad de las emociones despertadas en dicho individuo, surge la posibilidad de que abandone por completo la actividad inicial con la intención de involucrarse en actividad sexual, como nota Martin Lindstrom en su libro Buyology.

Dicho de otra forma: mostrar a Kate Upton chupándose los dedos, semidesnuda y en poses sugerentes, va a enviar al espectador a un lugar que no es Carl’s Jr.

 

el sexo vende en la publicidad

unsplash.com

Ahora bien, para que el sexo pueda vender tu producto, el Advertising debería estar dirigido a establecer un vínculo causal entre el uso de tu producto y la posibilidad de verse involucrado en actividades sexuales.

Piensa por ejemplo en la publicidad de Axe:

Unilever consiguió que la mente de su target estableciera una asociación entre el uso de Axe Body Spray y la posibilidad de tener sexo con mujeres hermosas, logrando así apelar a los instintos más profundos y poderosos de la mente humana. Es por ello que no resulta extraño ver a hombres jóvenes ”bañándose” con desodorante en aerosol en un [fútil] intento de atraer mujeres.

Otra forma de crear dicho vínculo causal es comunicando que el uso de tu producto o servicio ayudará al usuario del mismo a proyectar mayor estatus, ya que, para el inconsciente, el estatus social está directamente relacionado con la cantidad de parejas sexuales a las que un individuo puede atraer. Sobra decir que dichas asociaciones deberán ser implícitas.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *