Entre la flojera y el milagro. Super Bowl LII

El meme más interesante que el show, una decepción en el medio tiempo, milagros en la cancha y toneladas de fruta. Una probada de lo que nos dejó el Super Bowl LII.

Los aficionados, y los espectadores, estamos acostumbrados a la fastuosidad del Super Tazón. Representado en miles de series norteamericanas, películas y un sueño para miles de morritos deportistas, este evento deportivo es todo un ritual.

Desde el inicio de las transmisiones se puede apreciar la conglomeración de personas, los cantos, y la convivencia entre aficionados. El himno estadounidense exalta la euforia mística del nacionalismo norteamericano y los homenajes a los héroes de guerra demuestra el poderío que dicha nación tiene a nivel mundial.

Más allá de ser un evento meramente deportivo, también es un espectáculo de entretenimiento, economía y política. Esto pudimos apreciarlo en la última emisión número LII. A diferencia de otros años, donde la expectativa por el Half Time eran muy altas en redes sociales, este año se vieron apagadas, sobre todo porque muy pocos sabían quién se presentaría en el show.

De manera poco efusiva, Justin Timberlake prometió un espectáculo jamás visto y en cierto modo lo logró. La representación de escenarios diversos, más allá del principal, ubicados debajo de las gradas y sobre éstas, fue la novedad. Hubo una cercanía hacia las personas y las hizo parte del montaje. Aunado a ello, revivió la imagen  de Prince, un músico importante para Minnesota, estado dónde se realizó el partido.

Sin embargo, en Twitter presentaron mucha inconformidad porque el show no jaló; estuvo de flojera para los usuarios de esta plataforma. De tal forma que lo único espectacular que vieron fue el momento en que Justin subió a las gradas e intentó interactuar con un adolescente de 13 años. Éste se encontraba nervioso por lo que no supo reaccionar con facilidad a la toma de selfie con el cantante. Pese a ese tropiezo, el morro logró tomarse la foto y subirla a snapchat.

Tras dicho suceso se desataron las olas de memes que hacían referencia a la torpeza con que se dio aquel encuentro.

Posterior a este tropiezo, continuó el partido y concluyó con la victoria de las Águilas de Philadelphia quienes ganaron 41 a 33 en contra de los Patriotas de Nueva Inglaterra.

Aparte de ellos, el otro ganador fue México y sus productos, mismos que fueron consumidos a grandes cantidades durante el partido. La cerveza mexicana y el aguacate michoacano, fueron los triunfadores. Semanas antes del Super Bowl, se enviaron 40 toneladas de aguacate a U.S.A para cubrir la demanda del producto. Como es bien sabido, durante el partido se acostumbra consumir guacamole con totopos como botana. En algunos locales de comida, el platillo logró costar hasta ¡¡¡37 dólares!!! D:

A continuación te presentamos el impacto del avocado y las tendencias de su consumo este 2018.

 

Con todo esto, solo queda resaltar los records que Tom Brady rompió, al convertirse en el jugador que más yardas aéreas ha lanzado (505 en total). Sin embargo, no fueron suficientes para obtener la victoria. Las Águilas de Philadelphia ahora saborean la gloria.

Nick Foles #9 of the Philadelphia Eagles raises the Vince Lombardi Trophy after defeating the New England Patriots 41-33 in Super Bowl LII at U.S. Bank Stadium on February 4, 2018 in Minneapolis, Minnesota. (Photo by Patrick Smith/Getty Images)

 

 

Facebook Comments