La imagen pública de los candidatos a la presidencia.

los candidatos a la presidencia 2018

¡Estamos invadidos de propuestas políticas!, ¿Apoco no los vemos hasta en la sopa? Pero ¿Te has preguntado qué es lo que proyectan los candidatos a través de su imagen?, ¿qué es lo que están comunicando? y ¿cómo influye en las decisiones del electorado para este 2018?

Y para dar respuesta a estas preguntas, primero tomemos en cuenta que el voto es totalmente emocional. ¡Sí!; me late o no me late el candidato, que sentimiento me transmite, con cuál de ellos me siento mayormente identificado; y así otorgarle o no el voto.

Es evidente que los asesores de campaña de cada uno de los candidatos conocen que la emoción juega un papel muy importante, pues las campañas han sido diseñadas para conectar con la gente, y poco para dar a conocer las propuestas de su proyecto para México.

Para José Antonio Meade; le ha sido difícil definir con claridad su campaña; pero le apuesta a hacer de  “México una potencia mundial”, la experiencia política lidera sus esfuerzos de comunicación, “Conoce a José Antonio Meade” (Pretende resaltar la experiencia y conocimientos que ha adquirido después de ostentar puestos públicos durante años), ¡Ah! pero por otra parte Meade, quiere de su lado a las mujeres, teniendo otra vertiente de la comunicación enfocado únicamente a ellas, intentando cautivar con temas de seguridad y familia. De hecho es el candidato que mayormente incluye a su esposa como estrategia de identidad entre las mujeres.

meade y juana

En lo que respecta a su imagen física, es deficiente, pues en repetidas ocasiones se ha dejado ver con trajes o atuendos muy holgados, que no le favorecen, cortes y colores muy tradicionalistas. Y qué decir de su lenguaje corporal, los ademanes que realiza evocan a un político tradicional, poco coherente para convencer sobre su ideología de  hacer de México un país vanguardista.

Andrés Manuel López Obrador, él,  le apuesta a la seguridad, la esperanza y a la promesa de cambio, quiere evocar certidumbre: “Estaríamos mejor con ya sabes quién”, (ya me conoces, yo quiero darte el cambio que esperas). Es muy notorio que Obrador, se muestra con mayor control en sus emociones, se deja ver menos necio y mucho más seguro; pero sobre todo con simpatía y cercanía con las personas. Sin duda también el humor ha sido una de sus estrategias, pues no desaprovecha ninguna oportunidad para reírse de todo aquello que lo pudiese generar una crisis de imagen y lo pone a su favor; tratando de conectar mayormente con la gente.

Lopez Obrador

Y en lo que respecta a su apariencia física, ha tenido mayor cuidado en su aliño personal, dejando atrás su famoso “gallito”, y se muestra con un cabello más arreglado y peinado; también hace uso de atuendos relajados (sin llegar a lo fachoso) y colores tranquilos; utilizando los códigos de vestimenta de accesibilidad, para transmitir mayor humanización con el electorado. ¡Bueno!, en algún momento tenía que reflejar la experiencia de estar tantas veces en la contienda. ¿no creen?.

Ricardo Anaya Cortés, le apuesta al miedo y la inseguridad, los esfuerzos de su campaña es hacer ver lo negativo del gobierno actual, y por lo tanto desprestigiar al candidato priista, Meade; pero no se olvida de Obrador y le hace lo mismo; buscando hacer sentir que él será “el cambio”.Anaya también tiene claro que empatizar con el electorado es importante; por eso lanza una estrategia en redes sociales, donde realiza actividades ordinarias; como llevar a sus hijos a la escuela, cantando, paseando, etc. pero con poca credibilidad, pues no tienen naturalidad y son poco aceptables para los cibernautas, por lo tanto poco eficientes.

Ricardo Anaya Cortes

El color también ha jugado un papel muy importante en su campaña, pues utiliza los colores de los partidos que representa, a su favor,  para generar sentido de pertenencia e inspirar confianza,  pero sobre todo para ser  recordado al momento de la elección. Anaya goza de una buena pertinencia de  imagen física, pues es muy acertado al momento de escoger su vestimenta para cada aparición pública que hace; buscando obtener  mayor afinidad con la audiencia. Su imagen verbal también es buena, pues se muestra seguro al momento de hablar, tiene fluidez y transmite jovialidad.

Sin duda en esta contienda política; la imagen pública jugará un papel muy importante, pues recordemos, que somos lo que proyectamos y la manera en que sean percibidos cada uno de los candidatos tendrá injerencia al momento de que el electorado emita su voto. Pero aún falta tiempo, para definir quién será el ganador, por eso cada uno de los contendientes  tendrá que ser cuidadoso en lo que nos están queriendo transmitir a través de los diferentes estímulos de la imagen, y así poder lograr sus objetivos.

¿Y a ti qué imagen te evocan cada uno de los candidatos?

Me gustaría leer tus comentarios.

Gracias por leerme, ¡Hasta luego!

Facebook Comments