Lecciones del Personal Branding de Conor McGregor.

Conor McGregor es el mejor ejemplo de lo que el Branding Personal puede hacer para avanzar tu carrera, sin importar a qué te dediques. En este artículo analizo (muy a riesgo de parecer Merca2.0) los elementos de Branding Personal que lo han llevado de ser un donnadie a ser el campeón de dos divisiones en la UFC, uno de los atletas mejor pagados del mundo y el primer peleador de MMA que consigue enfrentarse a Floyd Mayweather, en una pelea que promete ser la más grande en la historia de los deportes de contacto, por la que espera cobrar 100 millones de dólares.

¿Por qué digo que McGregor es un maestro del Personal Branding?

Porque el Personal Branding es simplemente el medio que utilizamos para conseguir mejores oportunidades a través de la exhibición de nuestros valores, principios, aptitudes y conocimientos, en espera de que dicha exhibición nos conecte a aquellos que sostienen los mismos valores y principios, así como a aquellos que pueden beneficiarse de nuestras aptitudes y conocimientos. Es posicionarnos en la mente del público de tal manera que este nos relacione con dichos valores, principios, aptitudes y conocimientos cada que estos le pasen por la mente. También, es el medio que nos permite asociarnos a estos atributos en nuestra forma única y personal; a ser la mejor versión de nosotros y a conectar con aquellos que la aprecian.

Conor hace todo lo anterior, con una destreza solo comparable a aquella con la que noquea a sus oponentes. Digo: ¿a quién más conoces que ocupe un traje que dice fuck you por todos lados y lo haga con gracia y porte?

Dejémonos de rodeos. Hice este análisis con la intención de replicar mis hallazgos en mi propio Branding Personal, sin embargo, lo comparto contigo para que también puedas beneficiarte de las lecciones que he podido extraer de Conor McGregor:

1. Sé tú mismo, siempre.

Conor McGregor es alguien que se ha posicionado como un playboy que vive una vida de lujos, como un esposo y padre ejemplar, como alguien perseverante y trabajador, como alguien seguro y confiado, como un gran artista marcial, gran promotor y gran hombre de negocios, todo al mismo tiempo y todo a su manera única e inigualable. Esto le ha permitido conectar con quienes, como yo, apreciamos esa mezcla única de atributos y podemos verla como algo deseable y admirable; a su vez, es la razón por la que mucha gente lo desprecia y es que, como con cualquier forma de Branding, es imposible apelar a todos los gustos y permanecer honesto a ti mismo y a tu esencia.

Le duela a quien le duela, le moleste a quien le moleste, muéstrate como eres siempre, aunque esto signifique renunciar a la corrección política. Si quieres conectar con tu tribu, con aquellos con quienes serás capaz de establecer conexiones genuinas y mutuamente benéficas, tanto a nivel personal como a nivel profesional, has de tirar por la borda cualquier atributo que no te represente genuinamente. Pasártela cuidando lo que dices siempre, solo te valdrá amistades falsas y relaciones frágiles, basadas en una versión de ti a la que ni siquiera tú aprecias.

    2. Confía en tus habilidades; confía en tu lucha.

Conor McGregor está a punto de librar un combate de boxeo, contra el mejor boxeador del mundo, a pesar de que nunca ha boxeado profesionalmente. Todos los observadores externos lo tachan de suicida y de alguien que no tiene oportunidad y tal vez tengan razón… desde su perspectiva. Verás, ellos no están con Conor McGregor en el gimnasio todos los días, ellos no saben cómo entrena y cómo se prepara, los únicos que lo saben son Conor McGregor y un par de personas cercanas a él. Conor no rehuyó de la oportunidad más grande de su vida porque sabe que está preparado para enfrentarla y para ganar algo de ella. Sea dinero, gloria o el estatus de leyenda que le supondría terminar con la racha invicta de Floyd Mayweather, Conor confía en su lucha y confía en su capacidad para aprovechar oportunidades. En virtud de ello, cada que Conor pelea con alguien, ya lo ha vencido mil veces en su mente, por lo que el reto no parece nuevo ni imposible para él una vez se cierran el octágono o ring.

De igual forma, solo tú sabes qué batallas has librado y que montañas has conquistado; usa eso como tu escudo y espada para hacer frente al mundo.

Cuando tú sabes que estás preparado para hacer frente a un problema o para aprovechar una nueva oportunidad, gracias a tu sudor y sangre previamente derramados, no huyas y no dudes de ti. Tú sabes que puedes y tú sabes que incluso aunque no salgas avante, ganarás más luchando que quedándote de brazos cruzados. Igual que Conor, imagínate conquistando antes de siquiera pisar el campo de batalla.

    3. Promociónate siempre que puedas.

”Cada predicción que he hecho, he tenido la habilidad para respaldar”.

Con estas palabras, Conor ha callado a todo aquel que ha osado tacharlo de bocón e engreído, ya que cada vez que ha predicho con confianza que vencería, lo ha hecho.

Conor le debe su fama no solo a que es el mejor, sino a que se promociona como tal.

De manera inversa, muchos peleadores legendarios que han pisado el octágono, han caído víctimas del olvido gracias a su incapacidad para hacer alarde de sus proezas atléticas.

    4. No tengas miedo de polarizar al público.

Las peleas de Conor venden por dos razones:

  1. Sus fans lo siguen y le son leales porque ha conseguido conectar de manera genuina y profunda con ellos; respetan y admiran su esencia libre y desmesurada.
  2. Sus haters lo repudian. Muchos fans de artes marciales han confesado que ven sus peleas con la esperanza de verlo perder.

Sin importar si es amor u odio lo que alienta al público a comprar boletos y PPV’s, McGregor gana y mucho. Esta lección es una que deberíamos tener en cuenta siempre que la posibilidad de conseguir detractores nos detenga.

Facebook Comments