Llega la SNES mini y con ella el marketing de nostalgia

La nueva interacción de Nintendo en el apego a la nostalgia de los clásicos ya está a la venta. Si bien hay que rezar a la diosa fortuna para encontrar un modelo disponible para la compra hoy en su lanzamiento, puede que aunque no hubieses reservado en su día todavía tengas suerte de encontrar alguna SNES Classic Mini disponible en tu tienda habitual, muchos usuarios que efectuaron una reserva ya están disfrutando de su nuevo sistema de entretenimiento.  Y es que, si no has reservado previamente una unidad, es muy difícil que hoy puedas comprarla: casi todas las tiendas, tanto físicas como online, tienen colgado el cartel de “fuera de stock”.

No se puede decir que sea una sorpresa: la NES Mini vendió más de 1,5 millones de unidades (y habría vendido muchas más de no haber tenido un stock tan limitado). Para la SNES Mini, y a pesar de que Nintendo confirmó que fabricarían todavía más, esperábamos un fenómeno similar. Y así ha sido: se repiten los problemas de stock… y los que intentan aprovechar la reventa.

 

Sea como sea, si todavía no te has hecho con una SNES, ¿merece la pena su compra? Es una pregunta complicada. Por un lado, el precio de la consola, que no supera los 80 dólares y la lista de juegos incluidos hacen muy complicado decir que no a este dispositivo de Nintendo. De nuevo, se trata de un producto que apela principalmente a la nostalgia, por lo que es una cuestión muy importante a valorar

Si añadimos el factor nostalgia, no hay ninguna cuestión que pueda romper la balanza en contra de la SNES Classic Mini: los juegos que incluye son de lo mejorcito del catálogo, y el contenido de la caja, en conjunción con los arreglos que ha realizado Nintendo respecto a la NES Classic Mini, lanzada al mercado el año pasado (como la longitud de los cables de los mandos), cumplen sobradamente con el binomio dispositivo/precio, que incluye la siguiente lista de juegos:

 Contra 3: The Alien Wars, Donkey Kong Country, EarthBound, Final Fantasy 3, F-Zero, Kirby Super Star, Kirby’s Dream Course, The Legend of Zelda: A Link to the Past, Mega Man X, Secret of Mana, Star Fox, Star Fox 2, Street Fighter 2 Turbo: Hyper Fighting, Super Castlevania 4, Super Ghouls ‘n Ghosts, Super Mario Kart, Super Mario RPG: Legend of the Seven Stars, Super Mario World, Super Metroid, Super Punch-Out!!y Yoshi’s Island. 

Sobre el papel, la SNES Classic Mini, tiene todo lo necesario para disfrutar de ella nada más sacarla de la caja, que incluye la consola en sí, un cable HDMI, un cable de alimentación USB, y dos mandos. Lo interesante del asunto, es que al igual que el modelo anterior, la consola requiere poca alimentación para funcionar: con el USB de nuestra TV, o conectado al cargador del móvil (incluso al USB de un PC portátil) es suficiente para ponerse a funcionar.

Facebook Comments