Solteras de más de 50; el nuevo target de la década

Nuevas consumidores de 50 años

En la década de los cincuenta las estrategias de mercadeo (en ese entonces muy rudimentarias) veían como mercado potencial a todos los adolescentes de ese entonces con su movimiento “peace and love”, melenas largas, un gusto exquisito por la moda y claro el grupo del momento “The Beatles” y otros británicos más, no olvidemos el interés que mostró esta generación de adolescentes (hoy baby boomers) por el consumo de productos naturales, orgánicos y hasta veganos.
Pasaron las décadas y a finales de los 90’s el marketing reconocía que la épica serie de HBO Sex and The City recibía todas las palmas de mujeres que se identificaron con las sex-fashion-adventures del girl power protagonizado por solteras treintonas que vestían de diseñador y tenían los mejores puestos de trabajo. No es hasta el final de la serie que una a una de las protagonistas se van casando y teniendo familia, pero eso no es problema por que ya estaban bien entrados los dosmiles para ese entonces.

Según Laura Eceiza (socióloga en moda), “en la segunda década del siglo XXI, las mujeres de… más de 50 años serán lo que los adolescentes fueron a los 50 o los singles a los 90, un perfecto objetivo de mercado”.

 

Ya lo dice Begoña Gómez en su artículo para El País, “Toda una generación de mujeres nacidas en los 60 se adentra en la cincuentena sin los fardos de antaño, pero con la sensación de que la industria de la moda, obnubilada todavía por el culto a la (extrema) juventud, sigue sin prestarles la atención que merecen”.

Ejemplos hay muchos; Angela Ahrendts, ex CEO de Burberry recién contratada por Apple, Julianne Moore, Cristina Fernández de Kirchner en política y claro Monica Bellucci. Hasta me vengo enterando que el último neologismo del marketing: “single woman over 50” se refiere a aquellas mujeres que vuelven al mercado sexual a esa edad y que visten de manera más provocativa a como lo hacían a los 20.
Muy interesante esta nueva tendencia que muchas marcas deberán prestar atención, pues una cosa es no ver y otra es no querer ver. Mientras tanto ya les dije.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *