¡Sonríe Más!

Tu calidad de vida y tu realización profesional se benefician cada que sonríes.

Las sonrisas producen cambios hormonales que mejoran tu humor, incluso aunque estés molesto o triste. ¿Cómo y por qué? Me alegra que preguntes y me alegra poder responder:

1. Un mecanismo corporal llamado Propiocepción vigila la posición de los músculos de tu cuerpo, así que cuando sonríes, tu Sistema Nervioso se da cuenta de ello.
2. Tu cerebro ha aprendido que las sonrisas están asociadas con sentimientos de felicidad.
3. A tu cerebro no le gusta la incongruencia, así que cambiará tu estado de ánimo a uno congruente con la sonrisa que estas esbozando.

¿Demasiado bueno para ser verdad?
En lo absoluto. Tara Kraft y Sarah Pressman de la Universidad de Kansas encontraron en un estudio que cuando la gente sonríe, su nivel de estrés y su ritmo cardiaco disminuye, incluso cuando la sonrisa es forzada.1

Ahora bien, sonreír puede aliviar el estrés y con ello disminuir tu ritmo cardiaco, potenciar tu sistema inmune e incluso hacerte más atractivo o atractiva2, pero este es un blog de Marketing así que el artículo estaría incompleto si no te cuento sobre como sonreír más podría traducirse en mejores resultados, más oportunidades laborales, más relaciones comerciales y clientes más satisfechos.

El poder de las sonrisas en el ámbito social resulta de un ciclo de percepción, imitación y asociación que paso a describir a continuación:

Percepción:
Cuando le sonríes a alguien, dicha persona se percibe como un ser valioso, dado que asume que es merecedor o causante de esa sonrisa. Se sentirá importante y su autoestima aumentará.

Imitación:
‎Gracias a sus neuronas espejo, se ve inclinado a sonreír de vuelta. Como vimos, esa sonrisa tendrá el poder de cambiar para bien su estado de ánimo.

Asociación:
Finalmente, ‎te asociará con esas dos sensaciones positivas, lo cual puede beneficiarte a ti. ¿Por qué? Bueno, vivo por un dicho que ahora te comparto: somos las emociones que producimos en otros. Las personas nos recuerdan según lo que sienten en nuestra presencia y compañía, así que nuestra identidad a los ojos de otros depende de las etiquetas emocionales que su cerebro nos asigna durante sus interacciones con nosotros.
Tener esta información en cuenta es clave para hacer negocios, ya que las personas a quienes intentas servir con tus productos y servicios estarán más inclinados a hacer transacciones contigo si tú les simpatizas. Nuestros cerebros son maquinas emocionales, así que si inviertes esfuerzo en hacer a otros sentir bien, invariablemente tus resultados y objetivos se verán beneficiados. Recuerda que Ralph Waldo Emerson dijo que para tener amigos, primero tienes que ser un amigo.

Así que, sonríe más, convence a tus empleados de que sonrían más y mira a tus clientes más felices y a tu firma crecer con ello.


Referencias:

  1. https://www.medicalnewstoday.com/articles/248433.php
  2. https://www.psychologytoday.com/blog/isnt-what-i-expected/201208/try-some-smile-therapy
Facebook Comments